Tuiteando en los congresos. Normas de conducta

Vanessa Vari, estudiante de la Louisiana State, asistió al último congreso de la AHA y nos relata una particular experiencia. De su exposición se desprende lo diferentes que son nuestras reuniones académicas, pero no ya en volumen y trasiego, sino en la aplicación de las nuevas tecnologías. Su breve se titula “The Dos and Don’ts of Live-Tweeting at an Academic Conference: A Working Draft” y apareció en el blog de dicha AHA:

Live-tweeting

Crece en popularidad la costumbre de tuitear en directo (Live-tweeting) mientras se asiste a un congreso. Pero ¿debe haber límites? En la reunión anual de este año tuve la oportunidad de hablar con blogeros y con autodenominados “Twitterstorians” que expresaron su preocupación por la falta de la etiqueta live-tweeting. No está claro lo que es eso ni por qué debe preocupar a los historiadores. He aquí un rápido resumen de la cuestión:

* ¿Qué es el live-tweeting? Live-tweeting es una serie de tuits específicos. En el caso de la AHA de 2013, los historiadores lo utilizaron en las diferentes sesiones, ofreciendo minuto a minuto breves sobre lo que decían los conferenciantes y sobre las preguntas del público, todo en tiempo real.

* ¿Por qué los historiadores lo hacen? Porque es divertido y fácil. Vivimos en una época en que muchos tenemos teléfonos inteligentes y tenemos la capacidad de promover la historia en una plataforma internacional con sólo un clic.

* ¿Qué aporta? Algunos académicos se preocupan por lo que supone éticamente  resumir el trabajo de otro académico en un formato de 140 caracteres que podría ser fácilmente malinterpretado. Debido a la naturaleza de la plataforma Twitter, cada tweet no sigue necesariamente un orden secuencial, lo que hace difícil al seguidor medio de Twitter leer una discusión de principio a fin, y es muy fácil pasar por alto el contexto vital.

Durante los últimos meses he leído docenas de entradas en blogs de estudiosos que se preocupan por las implicaciones del live-tweeting en los congresos académicos. Esto incluye la reciente pieza de  Ryan Cordell en The Chronicle, y el blog de ​​Claire Potter para Tenured Radical. Si bien el medio añade una nueva y emocionante forma de participar en el debate académico durante un congreso académico, también plantea nuevas preguntas sobre la ética profesional. No estamos necesariamente proponiendo un conjunto de directrices formales, pero como el asunto es motivo de preocupación para algunos de nuestros miembros, queremos iniciar un diálogo. A continuación se muestran una serie de pros y contras para iniciar el debate:

twitterstorians

Cosas que conviene hacer:

Escucha con atención. Si vamos a tuiterar en directo (live-tweet) la presentación de un académico, es justo citar sus palabras correctamente. Por supuesto, el problema es que la gente habla rápidamente, especialmente si están nerviosos, pero si uno toma la decisión de poner su trabajo en una plataforma internacional como Twitter, es justo hacer un esfuerzo para tomar notas de forma metódica y poner las palabras de forma correcta.

Usa #hashtags. Si vamos a tuiterar en directo (live-tweet), creemos y promovamos un hashtag que lo acompañe. De esta manera nuestros tuits llevarán la misma etiqueta y los usuarios podrán seguir el hashtag como una propia y distintiva conversación, interrumpida por otros mensajes de twitter no relacionados.

Prueba Storify. En la misma línea del hashtag, usemos Storify para reunir cualquier conversación relacionada con el hashtag. Storify permite a los usuarios crear una cronología de las interacciones de las redes sociales (en este caso una conversación de Twitter). Esta plataforma es particularmente útil para agregar contexto a los tweets, y organizarlos en un hilo único y común para que los usuarios los lean.

ETC

Cosas que no debemos hacer:

Insultar a un panelista o participante. Twitter es una forma distinta pero igualmente importante de debate académico y, en este orden de cosas, los seguidores de Twitter deben seguir el mismo código de conducta que rige la conducta profesional. Reconociendo el formato único de las redes sociales, a finales de 2012 el departamento de publicaciones de la AHA publicó sus “Policies on Letters to the Editor and Comments on the AHA Website and Social Media”  para ayudar a orientar el debate académico.

Manipular el registro. Uno de los muchos aspectos valiosos de Twitter es su capacidad para documentar y archivar el debate en la disciplina. Por tanto, los Twitterstorians deben ser justos y equilibrados en la forma en que cubren una mesa de debate y describen a un participante, independientemente de si comparten o no lo que se está diciendo.

ETC

(…) Espero que este post provoque que Twitterstorians, seguidores de Facebook y lectores de la AHA ofrezcan sus propios pros y contras. En la AHA estamos profundamente interesados ​​en saber qué piensan sobre el asunto los seguidores de nuestras redes sociales, y esperamos que esta entrada inicie un diálogo continuo sobre cómo los medios de comunicación social no sólo se adaptan a la comunidad intelectual, sino cómo la realzan.

[El listado fue actualizado a principios de marzo).

*****

En fin, otro mundo…

About these ads

4 Respuestas a “Tuiteando en los congresos. Normas de conducta

  1. Pingback: Tuiteando en los congresos. Normas de conducta | APHU·

  2. Pingback: Tuiteando en los congresos. Normas de conducta ...·

  3. Pingback: Tuiteando en los congresos: Normas de conducta ...·

  4. Pingback: Tuiteando en los congresos. Normas de conducta ...·

Los comentarios están cerrados.