Historia de la soledad

Hemos mencionado en varias ocasiones el auge del estudio de los sentimientos, mostrando la tendencia y reparando en algunos ejemplos. Aunque no exactamente en esa onda, dado su corte clásico,  nos llega ahora una historia de la soledad, tema que ya había sido tratado sobre todo desde la perspectiva literaria. La obra en cuestión recién aparecida se titula Histoire de la solitude et des solitaires, firmada por el prolífico historiador Georges Minois en Fayard, autor al que ya conocemos al menos por sus respectivas historias de los infiernos y de la vejez y autor que no hace muchos meses nos ofreció una historia de la celebridad (Perrin). En este caso, Fayard nos lo anuncia del siguiente modo:

Minois solitude

La soledad es una de las grandes paradojas de nuestro mundo de hipercomunicación: asusta, al punto de ser declarada como “grande cause nationale” en Francia en 2011, y al mismo tiempo fascina, como demuestra la investigación de proezas solitarias y de aislamiento, retiros voluntarios de un mundo lleno de gente.

Una fuga y un deseo a la vez. Esta ambivalencia está tomando una nueva dimensión: la oposición entre individualismo y gregarismo, convivencia y  aislamiento, agravada por el papel de las nuevas tecnologías de la comunicación y las redes sociales.

Pero esto es sólo la culminación de una larga historia que parte de la antigüedad, donde los intelectuales ya había asentado los términos de la alternativa: el hombre animal social y los amantes de los encantos bucólicos. “No es bueno que el hombre esté solo”, dice la Biblia, y sin embargo el mundo judeo-cristianismo exalta la vida solitaria de ermitaños y monjes;  en la época clásica, los  “solitarios” de Port-Royal y los “caminantes” roussonianos se oponen a los “hombres de bien” de los salones;  en el siglo XIX, los románticos exaltan la soledad, huyendo de las ciudades;  los  “solos” dl siglo XXI pregonan las ventajas de su independencia, mientras la soledad que comporta la vejez se ve como una maldición.

La soledad física y psicológica, la soledad sufrida y voluntario, es a la vez refugio y maldición. La historia de esta gran paradoja de la condición humana es la que recorre este libro.

5 Respuestas a “Historia de la soledad

  1. Pingback: Historia de la soledad | APHU·

  2. Una propuesta que deja atrás la idea de que el hombre debe de vivir en sociedad o tener una paraje para poder reproducirse y que le de sentido a su vida.

  3. AUNQUE TE DIGAN QUE TE AMAN
    PARODIANDO: “La moneda cayó del lado de la soledad”
    Cuando uno dice “Yo ya no se nada”
    Todo lo que sabe desearía no conocerlo:
    Aunque te digan que te aman;
    Un verbo tan engañoso,
    Responde:
    El amor no es para las ocasiones
    En las que el corazón está de fiesta.
    Quien te ame ha de saber aquello,
    Que el oficiante dice a la pareja:
    Para lo bueno y para lo malo;
    En la salud y en la enfermedad;
    En la riqueza y en la pobreza;
    Es obvio ¡pues no¡ No lo es tanto.
    Si lo piensas; todo termina mal;
    O lo peor, el empeño de continuarlo:
    Lo que está contaminado es tóxico.
    BENIGNO DOMÍNGUEZ CUESTA.

Los comentarios están cerrados.