Howard Rheingold: Net Smart

Andrés Hax entrevista para Clarín a Howard Rheingold:

Si te interesa pensar críticamente sobre Internet, Howard Rheingold es una de esas personas a las que tienes que conocer. Desde su primer libro, Tools for Thought: The History and Future of Mind-Expanding Technology, publicado en 1984, hasta su más reciente: Net Smart: How to Thrive Online, publicado este año, Rheingold ha sido un pionero en identificar tendencias y anticipar realidades de la sociedad en red. En Multitudes inteligentes  La próxima revolución social (Smart Mobs) (2002), por ejemplo, anticipó el efecto que las redes sociales y la telefonía celular tendría sobre la organización de grupos descentralizados.

El espíritu de Howard Rheingold es más el de docente y guía que de gurú o profeta. Y como los mejores profesores, practica lo que predica. Da clases en la universidad de Stanford y Berkeley, pero también online en lo que el llama Rheingold U. Vive online, comparte información y conocimientos y es accesible. De hecho la entrevista que hicimos con Rheingold, por Skype, fue concretada vía Twitter.

El más reciente libro de Rheingold es, en parte, una respuesta a la visión catastrófica sobre la Web ejemplificada por un autor como Nicholas Carr quién alega que las herramientas de la Web –en particular motores de búsqueda como Google- están destruyendo nuestra capacidad de concentración. Como respuesta, Rheingold argumenta que tenemos que desarrollar unas capacidades básicas para interactuar online, las cuales designa, en conjunto, como alfabetización digital (digital literacy). El libro consiste en desarrollar en qué consiste cada una de estas capacidades: atención; participación; colaboración; comprensión crítica de la información; e inteligencia de redes.

Una de las lecciones generales más valiosas de la visión de Rheingold es recordarnos que, por más velozmente que Internet se ha impuesto sobre la cultura humana, esto recién comienza: estamos en un principio y aun tenemos la capacidad (y la responsabilidad) de definir cómo vamos a utilizar estas asombrosas herramientas digitales. La convicción central de Rheingold es que la comprensión sobre cómo funcionan las redes “es una de las habilidades clave de supervivencia para el Siglo XXI.”

Tras escribir Net Smart, Rheingold publicó un breve ebook en el sello de TED, titulado Mind Amplifiers (Amplificadores de mente) que es un breve y fascinante manifiesto sobre nuestra naturaleza cyborgeana y cómo nuestra coevolución con la Web puede –si aprovechamos la oportunidad- llevarnos a una vida más plena, tanto individual como colectiva. Lo que sigue es una parte de la conversación que desarrollamos con Rheingold en un video chat a principios de esta semana.

Usted ha desarrollado una relación sana con la Web, ni apocalíptica ni utópica… Descubrió el camino intermedio. ¿Es correcta esa impresión?

Creo que he aprendido ser un pensador crítico sobre la tecnología. Creo que comencé con gran entusiasmo, ¿Y por qué no? Pasar de una máquina de escribir a un procesador de texto… Mover de un carnet de biblioteca a un modem… Esos eran saltos fantásticos para un escritor. Son herramientas de conocimiento fantásticas. Yo estaba muy inspirado, personalmente, cuando escribí Tools for Thought (1984) por Douglas Engelbart… entonces, estas son herramientas fantásticas para extender la mente y soy muy entusiasta sobre su uso. Sin duda han mejorado mi vida. Yo me puedo sentar en mi jardín descalzo con mi laptop y hacer mi trabajo. ¿Por qué no debería ser entusiasta por esto?

¿Ha sido criticado por sus puntos de vista?

Pero desde que comencé a escribir sobre estos temas he tenido muchos críticos que han tomado mi trabajo como un ejemplo de entusiasmo… Creo que es importante escuchar a los críticos. Entonces los que saben de qué están hablando me lleva a hacer una autoexaminación sobre mis propios entusiasmos. Pero eso, a su vez, me llevó a interesarme en la crítica sobre la tecnología, y comencé a hacer lecturas: cosas como Luis Mumford, Jacques Ellul, Iván Illich, Landgon Winner, y otros críticos de la tecnología que tienen un sentido de la historia y una educación amplia. Uno de mis problemas con los críticos contemporáneos de las tecnologías digitales es que no parecen entender que hay una historia de la crítica a la tecnología.

¿Entonces los críticos de la tecnología tanto como los críticos suyos le han ayudado a formar su visión del mundo?

Tienes que aprender. Y para aprender tienes que prestar atención a los críticos. Es fabuloso cuando la gente te presta la suficiente atención como para criticarte… Yo he intentado crecer y aprender a través de los años. Creo, tal vez, que los costos –los costos escondidos- de los beneficios de la tecnología se están haciendo más visibles ahora. Las cosas negativas de la tecnología, la sombras, se están haciendo más visibles ahora. Pero mientras más lo estudio –y profundizo sobre esto en Mind Amplifier– más me doy cuenta de que los humanos y sus herramientas han coevolucionado. Somos humanos porque usamos herramientas de comunicación para organizar nuevas formas de hacer las cosas. Eso es la cultura. Y creo que solo ahora estamos comenzando a ser concientes de nuestro rol como los formadores de nuestro entorno y de nosotros mismos. Para eso escribí Mind Amplifer, para alentar a la gente a comenzar a pensar sobre diseñar y usar tecnologías de una manera más conciente.

¿Es importante, dentro de la ideas de albabetización digital, tener que saber programar?

Creo que es útil. Ojala lo enseñaran en la secundaria. También me gustaría que les enseñaran a las personas cómo buscar y verificar el valor de información online. Creo que aparte de habilidades hay que aprender nuevas formas de pensar… Yo no se programar, pero aprender a programar esta en mi lista de cosas para hacer en el futuro próximo. Sé HTML y cosas pequeñas como Word Press, entonces mucho de lo que publico en la Web lo hago yo. Eso creo que es importante: conocer cómo funciona una página Web. Pero quiero profundizar.

Hablando de las sombras: Hay una presión social de estar online. Una obligación a tener Facebook y Twitter y Linkedin… ¿Es un estigma social o desventaja no tener una presencia online?

No creo que es una obligación social, pero diría que las personas tienen perfiles digitales por más que no lo planifiquen. Una de las cosas sobre la cual escribo en Net Smart es que es importante hablar con personas jóvenes sobre estar consciente del tipo de perfil digital que están subiendo a la Web. Cuando se postulan a la universidad o a un trabajo la gente las va googelear y van a ver lo que hay allí. Entonces tienes que poner cosas buenas en la Web. Por otro lado, seríamos un mundo muy empobrecido si insistiéramos en que cada persona estuviera online. En cualquier ecosistema es importante que haya variedad. Hay muchas formas honestas y buenas de ganarse la vida que no requieren que estés online. Puedes hacer cosas de madera. Creo que es una de las desventajas, uno de los costos de este mundo tecnologizado: presiona a las personas a participar en ella. Y creo que, desafortunadamente, eso es mayormente verdad. Eso no es necesariamente una cosa buena.

Usted ha estado online desde el principio. ¿Es más pobre el mundo online ahora que al principio? ¿En cuanto a el tipo de personas con quienes interactúa? ¿Era más feliz antes?

No. Se hace más rica día tras día. Mientras más personas hay, más ideas, más comunicación, más cosas que inventan las personas. Es asombroso ver todas las herramientas gratis que están disponibles todos los días. Creo que se enriquece cada vez más. Pero también hay mucho más ruido en el sistema. En Net Smart escribo sobre nuestra responsabilidad de intentar determinar la exactitud de la información que recibimos; y de reducir el ruido en el sistema nosotros mismos.

Habla de tener una actitud conciente al usar Internet. ¿Cuáles son los riesgos de estar online?

Creo que el mayor peligro para la gente online es que terminen gastando horas y horas haciendo cosas que conscientemente no querrían hacer. Siempre hay un video viral más, siempre está el juego para jugar o la comunidad virtual en la cual tener un argumento más, o un stream de Twitter para seguir. Esos son todas cosas que hago y son cosas que pueden ser muy enriquecedoras pero ¿Las haces pensando en lo que estas haciendo? Por eso siempre escribo sobre un papel una lista de prioridades para guiarme durante el día y lo dejo sobre mi escritorio. No hay que perder de la vista qué fue lo que te sentaste a hacer en el primer lugar.

Entonces creo que la conciencia y la comprensión, y pensar en cómo estas utilizando tu concentración… usar las tecnologías más deliberadamente, eso es la fundación del alfabetización de los medios sociales. La atención viene antes que nada.

Usted ha sido un pensador siempre adelantado. ¿Nunca estuvo tentado en monetizar esos conocimientos? ¿Convertirse en un empresario de la Web?

Muchas personas me han dicho que crearon lo que crearon inspirados en mis libros. La gente que creó Instagram se inspiró en Smart Mobs (Las multitudes inteligentes)… Pero a mi me interesan las ideas. No quiero vender las ideas viejas. Yo me meto en aviones y doy charlas. Es básicamente como me gano la vida. La gente que se interesa en mis ideas me convoca para hablar con ellas. Fui un emprendedor, tuve un dotcom startup en 1996 llamado Electric Minds. Búscalo y te puedes enterar sobre eso. Pero me di cuenta durante ese proceso de que ni me interesa ni tengo los talentos para hacer los trabajos diarios que hacen falta para crear una empresa. Mi interés principal es en la libertad para poder pensar sobre lo cual me interesa pensar.

3 Respuestas a “Howard Rheingold: Net Smart

  1. Como de costumbre, gracias por la noticia. Sólo he podido leerla “en diagonal”, pero he visto un par de pequeños errores en la traducción que le apunto:

    “planiquen”: Última palabra de la 1ª oración que responde a la pregunta que aparece inmediatamente después de la foto del sr. Rheingold sentado en el sillón. En el mismo párrafo, 2ª línea “sobre estar cociente”; supongo que es “consciente” y que lo de “estar consciente” se refiere realmente a “ser consciente”; le apunto esto último porque “estar consciente” también crea una oración con sentido, pero uno bien distinto al de “ser”.

    Un saludo

  2. Pingback: Play The Game | Noticias de Arequipa – El Búho·

Los comentarios están cerrados.