El Pulitzer de historia y otros premios

El pasado 16 de abril se fallaron los archifamosos Pulitzer. Quizá como recompensa póstuma, pues falleció a finales de marzo de 2011, el galardón de la categoría “historia” fue a parar a manos de uno de los historiadores de color más influyentes, Manning Marable, y a su amplio estudio sobre Malcolm X: A Life of Reinvention (Viking).

En principio, la obra había sido incluida en el apartado de “biografía”, pero el jurado decidió pasarla a la de historia, cerrando el paso a los otros aspirantes: The Eleventh Day: The Full Story of 9/11 and Osama Bin Laden (Ballantine Books), de Anthony Summers y Robbyn Swan, que en realidad no son historiadores, sino lo que los americanos llaman “non fiction authors”, en este caso además “bestsellings”; Railroaded: The Transcontinentals and the Making of Modern America (W.W. Norton & Company), aclamado libro del distinguido profesor de Standford Richard White; y Empires, Nations & Families: A History of the North American West, 1800-1860 (University of Nebraska Press), el no menos celebrado volumen de su colega de Colorado Anne F. Hyde.

En todo caso, esta última tiene consuelo. Poco antes había sido galardonada con el también importante Bancroft Prize, que concede Columbia y recompensa con idéntica cantidad; eso sí,  compartido con otras dos obras de mérito: la de la joven profesora de derecho Tomiko Brown-Nagin, que ofrece una nueva perspectiva sobre el movimiento de los derechos civiles en Courage to Dissent: Atlanta and the Long History of the Civil Rights Movement (Oxford University Press), libro que en breve recibirá el Liberty Legacy Award, de la Organization American Historians; y la del veterano princetoniano Daniel T. Rodgers sobre los cambios en el mundo de las ideas en el último cuartyo del siglo XX, algo que expone en su Age of Fracture (Harvard University Press), agraciado por su parte con el John G. Cawelti Award de 2011.

 

Pero volviendo al Pulitzer y como no hay mal que por bien no venga, la modificación que introdujo el jurado supuso dejar expedito el camino a otras alternativas en la categoría de “biografía”, que ha recaído con toda justicia en George F. Kennan: An American Life, una figura capital para entender la Guerra Fría que ha estudiado John Lewis Gaddis (The Penguin Press), el cual ha batido a su ya única contrincante tras el cambio de Marable: Love and Capital: Karl and Jenny Marx and the Birth of a Revolution, de Mary Gabriel (Little, Brown and Company).

Finalmente, como se venía suponiendo y aquí sospechábamos, en “General Nonfiction” ha resultado ganador The Swerve: How the World Became Modern, de Stephen Greenblatt (W.W. Norton and Company). Los finalistas: One Hundred Names For Love: A Stroke, a Marriage, and the Language of Healing,  de la popular y polifacética Diane Ackerman (W.W. Norton and Company) y Unnatural Selection: Choosing Boys over Girls, and the Consequences of a World Full of Men, de la joven y afamada periodista Mara Hvistendahl (Public Affairs).

No son los diez mil dólares, sino el tirón que otorga el Pulitzer. Así que: felicidades!