La historia entre todos: Crowdsourcing

A pesar de sus problemas o peligros, el Crowdsourcing no cesa de crecer, y también en el campo de la historia. Aquí ya hemos mencionado algunos ejemplos significativos, como el proyecto relativo al filósofo Jeremy Bentham.  Ahora nos llega otro, en este caso norteamericano,  sobre la guerra civil de aquel país. El Chronicle informa de ello en estos términos:

La Universidad de Iowa ha sido la última en utilizar el crowdsourcing para permitir que cualquier persona en línea haga el trabajo que antes estaba reservado para académicos y archiveros. En este caso, se invita  a los voluntarios a transcribir un tesoro como son los diarios de la época de la Guerra Civil. Al igual que otros recientes intentos de aprovechar la fuerza de la multitud para asuntos académicos, los líderes del proyecto de Iowa están aprendiendo que la ayuda gratuita en línea no es completamente gratuita.

La nueva iniciativa, llamada Civil War Diaries Transcription Project, saltó a la web en mayo, con imágenes digitalizadas de más de 3.000 páginas de diarios de los archivos de la Universidad. La biblioteca quiere convertir las entradas manuscritas en un formato tipográfico en el que se pueda buscar información, de modo que solicita a los visitantes que lean cuidadosamente las entradas y transcriban su contenido en un formato basado en la Web para ser utilizado por la biblioteca.

Greg Prickman, jefe adjunto de las colecciones especiales de la Universidad de Iowa, dijo que el propósito del crowdsourcing era el bajo coste, porque el proyecto no recibe ninguna ayuda directa. “La idea del crowdsourcing es que si tienes un montón de gente haciendo un poco, al final progresas muchísimo”, dijo.

Al principio, la universidad se dirigió a las sociedades dedicadas a la Guerra Civil y a otras organizaciones históricas para reclutar voluntarios, y algunos aficionados a la historia dieron un paso adelante. Pero el tráfico se disparó de repente a principios de junio, cuando el proyecto fue destacado en Reddit , un popular blog en el que los usuarios envían y votan los enlaces de Internet más interesantes.El sitio ha recibido más de 32.000 visitas únicas  -30 veces el tráfico habitual de la semana-,  indicó Nicole Taylor, responsable de los Digital Library Services de la Universidad de Iowa.

La buena noticia: Los voluntarios han completado las transcripciones de más de 1.400 documentos.

Pero el ímpetu de los usuarios paralizó el sitio web durante un día. “En cuanto el sitio comenzó a tener esa cantidad de tráfico, la biblioteca digital quedó prácticamente atascada”, dijo Prickman.

Los funcionarios también han aprendido otra de las desventajas del enfoque de crowdsourcing: hasta ahora, los miembros del personal están pasando más tiempo controlando la labor de los voluntarios de lo que les habría supuesto hacer las transcripciones por sí mismos, según señala Prickman.

Afortunadamente, la mayoría de las presentaciones eran utilizables, y el sitio no ha recibido gran cantidad de spam o falsificaciones.

La experiencia no fue ninguna sorpresa para Sharon Leon, directora de proyectos públicos en el Center for History and New Media at George Mason University, que está llevando a cabo un proyecto similar de crowdsourcing en el que los voluntarios transcriben documentos manuscritos del ahora extint0 Departamento de Guerra de los EE.UU.  de  1800. Así lo ve Leon:  “Yo no creo que nadie piense que vayamos a tener un reemplazo sistemático del trabajo remunerado por proyectos de crowdsourcing”. “Involucra al público, pero genera nuevos tipos de trabajo para el personal existente”.

También dijo que los proyectos tendrán que ser comercializados de una manera que deje claro que el personal a sueldo no está siendo suplantado por trabajo gratuito,  de modo que el crowdsourcing sea plenamente aceptado por la comunidad profesional.  Leon subrayó que el crowdsourcing en las universidades es todavía relativamente nuevo y que ningún proyecto debe quedar desatendido. “Creo que supone gran esfuerzo en cuanto a precisión y gestión”,  pero “pienso que vale la pena”.

“Hemos desarrollado una agradable comunidad de gente que está interesada en el contenido y dispuesta a contribuir a la labor”. Leon también está desarrollando Scripto , una herramienta de código abierto que permitirá a otros llevar a cabo proyectos crowdsourcing de transcripción sin tener que invertir en un software costoso.

Anuncios

Una respuesta a “La historia entre todos: Crowdsourcing

  1. Pingback: Los archivos y la tecnología « Clionauta: Blog de Historia·

Los comentarios están cerrados.