El futuro americano. La apologética y Simon Schama

Hay muchos tipos de historiadores, de modo que sería posible clasificarlos de modos muy diversos. Entre el lector común, sin embargo, todo se reduce a dividirlos según sean o no conocidos y leídos. Y en ese punto ya hemos insistido aquí en que nuestros colegas del Reino Unido tienen la fama y cortan la lana.  Unos más que otros, claro está. Por ejemplo, el escocés Niall Ferguson, una celebridad donde las haya, profesor en Harvard, con una magnífica página web, con libros, artículos y programas de televisión que hacen las delicias de millones de espectadores y lectores. O el londinense Simon Schama, Caballero de la Orden del Imperio Británico, profesor en Columbia, asiduo en ciertos documentales de la BBC, crítico de arte en The New Yorker y autor de libros muy reconocidos, desde el polémico Certezas Absolutas (Anagrama, 1993), hasta los más académicos Los ojos de Rembrandt (Plaza, 2002), Auge y caída del Imperio Británico (Crítica, 2004), El desnudo de Rembandt (Península, 2006) o el excelente El poder del arte (Crítica, 2007).

Pues bien, Schama acaba de presentar The American Future: A History, un volumen que Simon Jenkins reseñó para el TLS del pasado  28 de septiembre, unos días antes de que hiciera su aparición oficial en las librerías. En realidad, el volumen, como el que escribió sobre el Imperio británico o sobre el poder del arte, tiene como origen un documental en cuatro episodios para la BBC-2, empresa que le ha permitido seguir parte de la campaña americana. Un documental que ya está dando rendimientos, como esa conferencia que impartió el 16 de octubre en Berlín, en la American Academy, con el título de The American Future: A History — The Campaign in the Light of the Past.

Dice Jenkins que el libro es un brillante antídoto para el antiamericanismo. Escrito quizá con la esperanza de que la elección de Barack Obama, a quien apoya,  pueda transformar la imagen de los Estados Unidos en el mundo, es una amplia mirada sobre el horizonte de su historia americana, una historia que es abiertamente  elogiada. La América de Schama está construida sobre cuatro sustantivos abstractos – beligerancia,  fervor,  etnicidad y abundancia. La beligerancia de su Guerra Civil, de los enfrentamientos entre Hamilton y Jefferson, el militarismo que va desde las luchas contra franceses, británicos, indios y mexicanos en los primeros tiempos hasta la nueva frontera de Kennedy y Bush.Es decir, América ama las  banderas, los uniformes y las bases del ejército, con una reverencia casi religiosa por las virtudes militares.

Luego viene el fervor, el que mostró el colono Roger Williams, fundador de Providence,  un fervor intolerante que condujo al proceso de Salem, el de los abolicionistas y el de los esclavistas, pero tambien el que muestran los predicadores evangelistas o el que impone Obama en sus más famosos mítines. En fin, el fervor que comparten todos aquellos que se sientes integrantes de una nación elegida. Por eso, por ejemplo, Benjamin Franklin puede ser el ideal de ilustrado, pero es también  el “padre fundador de la paranoia americana”, la que veía en la inmigración incontrolada  las semilla  de la auto-destrucción de América. Y por eso Andrew Jackson pudo defender antes que nadie el exterminio étnico de los indios, con  la expulsión del pueblo Cherokee.

Para cada uno de estos defectos, señala Jenkins,  Schama tiene un antídoto, como si la historia de América fuero  una paradoja. El racismo es la inevitable consecuencia de ser un crisol de culturas y, a pesar de lo que se dijera,  “la inmigración triunfó y fue uno de los grandes elementos de la historia americana”. Sigue siendo el sueño de los oprimidos de todo el mundo. Como dice Schama, la totalidad de la población de Myanmar se presentaría mañana en el puerto de Nueva York  si su gobierno lo permitiera. Lo mismo puede decirse, hasta hace poco,  de China, por no hablar de América Latina.

Schama puede ser irritante. Su descripción incluye saltos en el tiempo y muestra cierta  aversión a la cronología, lo cual deja bastante que desear.  Por otra parte, su vanidad, jactándose  de sus reuniones con primeros ministros y presidentes,  invade incómodamente el relato.  Pero su prosa es muy entretenida.  Su héroe, América, es reivindicado para la historia como un lugar de eterno optimismo. Para Schama, como para Tom Paine, sigue siendo “el asilo para los perseguidos, amantes de los derechos civiles y la libertad religiosa”, donde quien está “asolado por la miseria del mundo ya no será una criatura indefensa frente a los poderosos”.

Y no tengo ninguna duda, concluye Jenkins,  de que cuando hayan pasado los monstruosos errores de la guerra contra el terror, mis amigos pakistaníes volverán  a enviar a sus hijos a las universidades norteamericanas, leerán libros americanos, verán películas americanas y esperarán que el poder americano les rescate de la última locura que ellos  mismos hayan cometido.

Ya puestos, añado yo mismo, sólo nos queda añadir aquello de: God Bless America

Anuncios

2 Respuestas a “El futuro americano. La apologética y Simon Schama

  1. Pingback: El futuro americano. La apologética y Simon Schama - Tapera·

  2. Revista La Memoria de Nuestro Pueblo
    Rosario, Argentina.
    Año V, Número 49
    revistalamemoria@yahoo.com.ar

    Sumario:
    Intelectuales en la primera democracia argentina (1916-1930). 1º Parte, por Tulio Halperín Donghi. Universidad de Buenos Aires. Universidad de California en Berkeley.

    De hoja facciosa a empresa periodística moderna. La transformación finisecular del diario La Capital de Rosario, por Fernando Cesaretti y Florencia Pagni. Escuela de Historia. Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario.

    El pensamiento de Raúl Scalabrini Ortiz: un lugar para la utopía argentina, por Fabián Fontanella. Escuela de Antropología. Facultad de Humanidades y Artes de la Universidad Nacional de Rosario.

    “La literatura se encuentra devaluada”. Entrevista a Roberto Retamoso, por Jael Loana Ferrari. Escuela de Comunicación Social. Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de Rosario.

    ¿La resolución de la protesta universitaria de 1918?, por Gardenia Vidal. Centro de Investigaciones de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad Nacional de Córdoba.

    La industria argentina en la génesis de crecimiento hacia adentro, 1929-1946 por Alicia Angélica Malatesta. Universidad Nacional de Córdoba. Facultad Regional San Francisco de la Universidad Tecnológica Nacional.

    La Bolivia de Evo Morales. Impresiones de viaje, por Federico Lanusse. Escuela de Sociología de la Universidad del Salvador.
    ¿Alpargatas sí, libros no? , por Walter Iampietro . Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires.

    Memoraciones:
    Leonardo Favio : Muchacha de abril.

    Le invitamos a escribir dentro del amplio campo de las ciencias sociales con absoluta libertad temática y de opinión. Sugerimos que por razones de espacio y diseño de la revista, el artículo no exceda los 30.000 caracteres, aunque esta no es condición excluyente (si su trabajo es de mayor tamaño, puede ser publicado por entregas).
    Cuando lo envíe a revistalamemoria@yahoo.com.ar le solicitamos que también remita en archivo adjunto su foto personal, una dirección de e-mail donde prefiera recibir comentarios de los lectores sobre sus notas, y las referencias académicas y/o laborales (un muy sintético CV personal), todo lo cual constituirá al pie del artículo su data de autor.

    Este número se puede consultar y adquirir a valor de cinco pesos el ejemplar (al igual que los números anteriores) en los siguientes lugares:
    En la ciudad de Rosario:
    Biblioteca ” La Memoria de Nuestro Pueblo”, Juan Manuel de Rosas 2101. Corpus Editorial y Distribuidora, Suipacha 581.
    (teléfono 54 0341 4394978 )
    Es material de consulta disponible en las bibliotecas de varias facultades de la Universidad Nacional de Rosario.
    En la ciudad de Buenos Aires:
    Corpus Editorial y Distribuidora, Tucumán 2120.
    (teléfono 54 011 43735128)
    Está también disponible para su consulta en Biblioteca Nacional, Biblioteca del Congreso de la Nación , Biblioteca de la U.C.R. y en el Centro de Documentación del Pensamiento de Izquierda en la Argentina (Cedinci).
    En el resto del país (y del mundo):
    La forma más sencilla y práctica de acceder a la revista es tramitar su envío y compra por correo electrónico a los siguientes mails: ifiscella@corpuslibros.com.ar,
    rosario@corpuslibros.com.ar o capital@corpuslibros.com.ar

    STAFF:
    Daniel A. Zárate (Director y Editor General); Esteban Mestre, Humberto Vial Sotomayor, Walter Iampietro, Fabián Fontanella, Norberto González,(Consejo Editorial); Adriana Natalini, Anabella Arpresella, Fabián Fabre, Emiliano Valentino, Gabriela Chávez, Víctor Marcelo Guirado, Cristobal Maggi, Esteban Langhi, Rodolfo Caminos, Ivo Gabuzzo, Luciano Fernández, Roxana de Luca, Facundo Zárate (Consejo Asesor); Cristián Didier (Prensa y Comunicación); Rubén Crocetti (Departamento Comercial).

    La memoria de nuestro pueblo es patrimonio de todos
    http://es.wikipedia.org/wiki/La_Memoria_de_Nuestro_Pueblo

Los comentarios están cerrados.