Oxbridge, iTunes y Microsoft

Nos recuerda The Guardian que la dura lucha entre Oxford y Cambridge dura ya ocho siglos,  una larga temporada durante la cual  han competido en casi todo, desde premios Nobel a regatas. Una  rivalidad académica  profunda: Oxford se enorgullece de haber educado a veinticinco  primeros ministros, a lo  que Cambridge opone figuras ilustres como Darwin y Newton. Y no ha acabado: para el siglo XXI nos traen  la batalla de las  iTunes. Ambas instituciones han presentado a la vez alrededor de 450 horas de conferencias, películas y guías  gratuitas en podcasts (audio y vídeo), de modo que cualquiera puede acceder a ese fondo y  descargárselo en su ordenador o en un reproductor de MP3. Todo ello estará disponible en iTunesu, el portal universitario que han venido utilizado los centros universitarios norteamericanos en los  últimos años. Por ejemplo,  los estudiantes podrán utilizar esos podcasts para preparar la preinscripción, para saber cómo elegir una universidad  o cómo prepararse para una entrevista. Pero hay más. Podemos ver a Michael Palin, de los Monty Python, glosando las bondades de Oxford y promocionando su campaña de recaudación de fondos. Y podemos escuchar conferencias de  Joseph Stiglitz,  Craig Venter,  Nicholas Stern o Julian Savulescu.

En fin, el uso de los nuevos medios está tan extendido, que el thinktank británico Demos ha sugerido que los blogs, YouTube y demás herramientas deberían incluirse en el curriculum escolar.

En ese mismo camino, Microsoft se ha asociado con un consorcio de universidades americanas para estudiar la mejor manera de utilizar los juegos de ordenador para la enseñanza de las matemáticas y las ciencias básicas. En este  proyecto de investigación interdisciplinar participa la  Universidad de Nueva York y un consorcio de otras instituciones – la City University de Nueva York, Columbia University, Dartmouth College, la Parsons New School for Design y el  Rochester Institute of Technology, además de la colaboración del Columbia’s Teachers College y el NYU’s Polytechnic Institute. No obstante, de momento el proyecto se aplicará sólo en la middle-school, es decir, en lo que aquí denominaríamos la ESO.

Anuncios

3 Respuestas a “Oxbridge, iTunes y Microsoft

  1. Esta mañana he ido al Hospital General -a menudo voy con mi chica a sus revisiones periódicas- y mientras esperábamos turno para una extracción de sangre rutinaria, me preguntaba si ese lugar era consecuencia del lado bueno de los ideales de la Ilustración o no -tan en horas bajas desde hace tiempo. Ignoro a qué altura de la posmodernidad estamos, y si tendrá algún sentido lo que sigue: pero me temo que estos proyectos que Vd. menciona, no están animados por el mismo Zeitgeist. Veo el dinero burlarse de nosotros, detrás del escenario principal.

  2. La red no es universal, ni la lengua en la que está mayoritariamente construida. Discrimina de muchas maneras, y una es la posición cultural y económica. Pero a pesar de sus muchos inconvenientes o problemas, también hay ventajas parciales. Se proyecta una visión del mundo y de la educación, por supuesto. Ahora bien, comentaba un colega africano que jamás ha tenido a su disposición tantos libros. Y diríamos que ahora puede escuchar a Joseph Stiglitz, Craig Venter, Nicholas Stern o Julian Savulescu sin tener que desplazarse al Reino Unido ni optar a Oxford o a Cambridge.

  3. Sí, es cierto, pero yo por ejemplo, utilizo como sistema operativo, LINUX. Me apostaría algo a que Vd. y su colega africano, usan WINDOWS o MAC. No tendría importancia de no ser porque el primero es infinitamente mejor, es gratuito y su código es revisable con luz y taquígrafos.Desde luego son libres de utilizar el que quieran.

    Respecto a ITUNES, tenemos el caso de JAMENDO que distribuye música de calidad, totalmente gratis.

    Respecto a enciclopedias, por ejemplo, tenemos el caso de la WIKIPEDIA que no es perfecta pero tiene infinitas ventajas…

    Respecto a los señores que menciona, me quedo con nuestro Juan Torres López o Diego Guerrero en lo económico, y al colombiano Patarroyo o a Gregory Perelman en lo científico.

    Ya me entiende…

Los comentarios están cerrados.