Hambruna y genocidio en Ucrania (1932-1933)

En su excelente volumen sobre El siglo de los genocidios (Alianza, 2006), Bernard Bruneteau dedica uno de los capítulos a las políticas genocidas en la Rusia soviética. Allí, además de hablar de la liquidación de los Kulaks o de las deportaciones étnicas, se trata “la hambruna-genocidio ucraniana de 1932-1933”. (Recuerden a este respecto lo que dijimos del último volumen de Orlando Figes).

Dice Bruneteau que el auténtico problema es saber cuál es la verdadera naturaleza de esa hambruba, que costó la vida a unos seis millones de personas, es decir, a una cuarta parte de la población rural ucraniana. Esa desolación, ¿fue planificada? De ser así, el estalinismo no habría practicado una violencia totalitaria, sino genocida.

El análisis de este estudioso francés precisa que la hambruna fue posterior a la colectivización y a la guerra de clases asociada a ella y que, además, no fue desencadenada por las malas cosechas. Es decir, la incipiente hambruna fue agravada por una voluntad de aniquilación inconfundible. El gobierno conocía con detalle lo que sucedía, pero insistió en una política que conducía a la muerte y a la desesperación, al canibalismo en ocasiones y, en fin, a que cerca de la mitad de las víctimas fueran niños. Todo ello en una época en la que el Estado soviético exportaba masivamente trigo a precios subvencionados: 1,5 millones de toneladas en 1932, 1,8 al año siguiente. En el fondo, pues, la decisión de Stalin se explica por sus deseos de acabar con la voluntad de afirmación ucraniana y por su apuesta en favor de un comunismo nacional. De este modo, concluye Bruneteau, la inversión de la política de nacionalidades y la emergencia de un nacionalismo soviético centrado en Rusia darían sentido a la planificación de la hambruna de 1932-33.


Pues bien, por si no lo han advertido, se cumplen ahora setenta y cinco años de aquella desgracia. A ello se refiere la revista ucraniana Krytyka, que viene dedicando cierto espacio al tema y en cuyo último número se incluye un artículo del historiador Andriy Portnov sobre el asunto (“Теорія геноциду перед викликом Голодомору”, es decir, “La teoría del genocidio y el reto del Holodomor”).

Al parecer, forma parte de un estudio más amplio sobre el genocidio y la limpieza étnica, así como sobre el discurso occidental sobre estos temas y el papel que ocupa el caso ucraniano (se publicará en la revista Ukraina moderna). A juzgar por lo que se ha difundido, Portnov sostiene que aunque muchos estudiosos occidentales dependan exclusivamente de las publicaciones de lengua inglesa y se centren por ello en los soviets, en las percepciones rusas, cada vez son más (como Bruneteau) quienes aceptan el Holodomor (que es el nombre que se utiliza en aquella tierra para referirse a esa catástrofe) como un ejemplo de genocidio. De ese modo, tal cambio obligaría a a los historiadores a pensar el genocidio no sólo en términos étnicos o nacionales, sino desde un punto de vista social y político.

Anuncios

4 Respuestas a “Hambruna y genocidio en Ucrania (1932-1933)

  1. en españa ultimamente estamos acostumbrados a desenterrar muertos provocados por una guerra civil que no tuvo ninguna justificacion.A todas horas y en todos los foros se “bebate” este tema con el fin de utilizarlo como arma arojadiza y así desviar la atencion de otros temas mas “actuales”.Llama poderosamente la atencion la filiacion politica del dictador franco:Era de derechas.Por eso nos lo recuerdan a todas horas. Sin embargo, el gran dictador de izquierdas y genocida consumado que fue Stalin, por estos pagos “eZpaña” tiene regusto de Heroe entre la chusma de izquierdas que encima se llama “progresista”.

    mi más sincero respeto a todo el pueblo ucraniano que sufrio el zarpazo del comunismo, que soporto el genicidio y que tiene la entereza de celebrar este gran dia sin despertar ni odio ni avivar agravios, como hace en mi pais, ezpaña, un gobernante impresentable que se apellida “zapatero” y que no les llega a ustedes, como vulgarmente se dice, ni “a los zapatos”.

  2. Yo soy ucraniana y sé lo que se sufrió en aquellos años… Vaya, me es difícil respirar cada vez que me acuerdo de las imágenes que he visto y sigo viendo de los años del genocidio. No lo puedo soportar. Pero lo más horrible y triste de todo esto es que en Europa este hecho NO SE CONOCE para nada!! Se sabe que murieron 6 millones de judíos en la Segunda Guerra Mundial a manos de Hitler, Mussolini y compañía. Pero se desconoce por completo los 12(¡!) MILLONES DE UCRANIANOS MUERTOS en los dos años de 1932-1933!! Y es que no son ni ocho, ni diez millones, como escriben por allí,… Son 12!! Que se dice en un momento, pero que pone los vellos de punta al pensarlo bien!! Y toda la culpa de esta gran tragedia es de los dirigentes rusos, y como no, del señor stalin, el demonio comunista en persona… Y lo que él quería conseguir era exterminar el pueblo ucraniano como un pueblo trabajador, amante de su tierra e inteligente…
    Me empiezan a temblar las manos al escribir esto. Incluso yo, si mi bisabuela hubiera sido más débil, ahora mismo no estaría escribiendo esto, porque simplemente, no existiría…
    )’:

  3. Yo no soy Ucraniana, solo soy una Argentina que se encontraba mirando el canal Europa y me cuesta describir las escenas de
    ese documental sobre semejante horror!!!A horas de ver las
    imagenes no puedo dejar de pensar, porque Dios han sucedido.
    Y me pregunto, como un ser humano pudo haber nacido tan malvado, ver morir esos niños camino a sus escuelas y no solo eso pasajes donde vi que la desesperacion del pueblo
    los lleva a devorarse entre ellos que tal vez alguna vez fueron amigos o parientes…….no encuentro la definiion perfecta para esa brutalidad y salvajada de un ser tan imperfecto que alguna vez existio. Mis ojos se llenaron de lagrimas y se que esto para mi sera imborrable, me pregunto
    donde estaba el mundo cuando esto sucedia que no actuaba para salvar tantas vidas. Solo voy a rogar que esto nunca mas
    suceda y tengo la esperanza que este mundo sea un mundo de paz y no de intereses para los politicos y los grandes capitalistas………..

Los comentarios están cerrados.