Ariel Toaff: Pascua judía y homicidios rituales

Para los que sean conocedores del asunto,  la polémica en torno a la obra de Ariel Toaff ha sido una de las más sonadas de los últimos tiempos, al menos en Italia. Desde su aparición hace ahora un año, Pasque di sangue. Ebrei d’Europa e omicidi rituali (Il Mulino) ha sido un volumen del que se han sido todo tipo de cosas, con intervenciones de distinto signo a cargo de ilustres agitadores, periodistas y académicos, desde Adriano Prosperi y Carlo Ginzburg a Umberto Eco, pasando por Anna Esposito y Diego Quaglioni, responsables ambos de la edición crítica de los procesos medievales en los que se bada el texto de Toaff. Uno de los participantes en la discusión, el profesor Franco Cardini,  ha tenido tiempo incluso de sacar un librito titulado Il caso ‘Ariel Toaff’.

casoariel.jpg

Poco se puede decir que no se haya dicho ya y por eso remitiré de inmediato a los enlaces correspondientes.  Señalemos al menos que Toaff es judío, hijo de quien fuera Gran rabino de Roma, y que es catedrático de historia medieval en la Universidad Bar Ilán de Tel Aviv, por lo que pasa por ser uno de los mayores especialistas mundiales en la materia en cuestión. Añadamos a ello que las reacciones a su libro fueron de tal calibre que decidió donar los ingresos potenciales a la Liga Anti-Difamación contra el pueblo judío y que, a la postre, la editorial acabó retirando el libro. Pero ha vuelto un año después, a finales de febrero, y ésta es la novedad, con una edición completamente revisada y “mejorada” que no he podido ver, pero que  muestra cambios significativos hasta en la portada.

 La vieja y la nueva:

apasque.gifpasque.gif

A quienes interese el asunto, y con el fin de no reiterar lo dicho por otros, remito al excelente artículo de Francisco Garcia Fuster: “Uno spettro s’aggira per l’Italia”: Una nota sobre la polémica historiográfica alrededor de ‘Pasque di Sangue’, de Ariel Toaff, aparecido en la revista Mirabilia, núm. 7 (2007), págs. 205-218.

En ese texto encontrarán toda la polémica y un fino análisis sobre el asunto. Quienes deseen más pueden ver el texto del activista ruso-israelí Israel  Shamir, la reseña que Enric González publicó en El País , la interesante nota aparecida en La Jornada, la andanada del investigador egipcio Muhammad Al-Buheiri y el artículo que se le dedica en la Wikipedia, del que destacaría las referencias, en las que se nos ofrecen enlaces a  algunas de las reacciones habidas en la prensa israelí. O bien, y puede que sea lo mejor, naveguen por internet, donde encontraran todo lo habido y por haber, incluidos algunos videos en YouTube.

Ahora bien, por encima de cualquier otra consideración, está el propio texto de Toaff. Les dejo con unos párrafos de su introducción:

“Fino a oggi la quasi totalità degli studi sugli ebrei e l’accusa del sangue si sono concentrati in modo pressoché esclusivo sulle persecuzioni e sui persecutori, sulla loro ideologia e sulle loro presumibili motivazioni, sul loro odio verso gli ebrei, sul loro cinismo politico o religioso, sul loro astio xenofobo e razzista, sul loro disprezzo per le minoranze. Nessuna o quasi nessuna attenzione è stata prestata agli atteggiamenti degli ebrei perseguitati e ai loro comportamenti ideologici, anche quando essi si confessavano colpevoli delle accuse specifiche di cui erano fatti oggetto. E ancor meno, ovviamente, sono sembrate degne di interesse e di indagine seria le motivazioni di quei comportamenti e di quegli atteggiamenti, che si liquidavano apoditticamente ome inesistenti, inventati di sana pianta da menti malate di antisemiti e cristiani esaltati, ottusamente apologeti.

Anche in questo caso dobbiamo lamentare un ulteriore esempio ell’appiattimento stereotipico della storia degli ebrei, sempre più considerata come storia dell’antisemitismo, religioso o politico. Quando domande a senso unico presuppongono risposte a senso unico, quando lo stereotipo dell’antisemita aleggia minaccioso all’ingresso di ogni problematica ricerca storica sugli ebrei, questa finisce con il perdere gran parte del suo valore. Anzi, si trasforma per forza di cose in una visita guidata e pilotata sullo sfondo di un panorama fittizio e irreale, in uno sforzo virtuale di trovare la prevista soluzione, che ci hanno già messo in tasca.

ariel_toaff.jpg

(…)

Volendo quindi concludere che gli omicidi, celebrati nel rito della Pasqua, non fossero soltanto miti, cioè credenze religiose diffuse e strutturate in maniera più o meno coerente, ma piuttosto riti effettivi propri di gruppi organizzati e forme di culto realmente praticate, saremo chiamati a una doverosa prudenza metodologica. Il fenomeno, una volta provata inequivocabilmente la sua presenza, dovrà essere collocato nel contesto storico, religioso e sociale, oltre che nell’ambiente geografico, dove avrebbe trovato  resumibilmente espressione, con le sue peculiari caratteristiche irripetibili altrove. In altri termini dovremo ricercare gli elementi eterogenei e le esperienze storico-religiose particolari, che con probabilità avrebbero reso possibile in un certo periodo e in una certa area geografica (quella dei territori transalpini e cisalpini di lingua tedesca, o dove comunque si apprezzava una forte presenza dell’elemento etnico di origine tedesca, tra Medioevo e prima età moderna) il manifestarsi del fenomeno dell’uccisione di infanti cristiani a scopi rituali, come espressione di adeguamento collettivo di gruppi ebraici a una presupposta volontà di Dio in questo senso o come irrazionale strumento di pressione per condizionarla, così come i suicidi e gli infanticidi di massa «per amor di Dio» nel corso della prima crociata.
In questa ricerca non ci potremo stupire se metteremo in luce usi e tradizioni legati a esperienze irripetibili, rivelatisi assai più radicati della stessa norma religiosa, pur collocandosene agli antipodi, dopo aver ricercato le opportune e necessarie giustificazioni formali e testuali. Azioni e reazioni, istintive, viscerali, virulente, dove i bambini, innocenti e inconsapevoli, divenivano vittime dell’amore di Dio e della vendetta. Il loro sangue bagnava gli altari di un Dio che si riteneva dovesse essere guidato, talvolta spinto con impazienza, a proteggere e punire (…)”.

Anuncios

Una respuesta a “Ariel Toaff: Pascua judía y homicidios rituales

  1. Cinco cosas:

    1.- Muchas gracias por acordarse de mi texto. No sé por qué, pero me parece que ha pasado bastante desapercibido (quizá los medievalistas brasileños le han dado un mayor uso, tampoco lo sé), al igual que ha ocurrido en España con toda la polémica en torno a “Pasque di Sangue”.

    2.- Yo recomiendo vivamente a todo aquel que esté interesado en el tema, la lectura del libro de Franco Cardini. Te explica en 90 páginas y con un italiano muy accesible (incluso para mí), toda la polémica desde los orígenes a principios de febrero del 2007, su completo desarrollo y unas conclusiones del autor muy acertadas, sobre la manipulación de la historia y los intereses políticos y religiosos que causaron la censura del volumen. Además aporta toda la bibliografía (centenares de recensiones en la prensa italiana) sobre el tema. A mi me encantó y espero algún día (si tengo tiempo) retomar el tema de Toaff.

    3.- Me acabo de enterar por este post de la salida de esta nueva versión del libro hace unos días. En mi artículo lo anunciaba y ya anticipaba que habría cambios y numerosas hipotesis censuradas. Sólo viendo el cambio en la fotografía de la portada ya se advierte el carácter más “light” de este “remake”. Es una verdadera pena porque según dice Cardini en su libro, tampoco era la cosa tan grave. De todos formas, nos tendremos que conformar con esta versión porque la original ya es un fetiche (bastante caro por cierto) para coleccionistas. Esperaremos pues a ver si con la publicación de esta nueva versión se reabre la polémica y aquí en España la gente se interesa y opina.

    4.- Si no estoy mal informado (y creo que no lo estoy porque la información me vino de las “altas esferas”) en uno de los próximos números de la revista de pensamiento “Pasajes”, saldrá publicada una traducción al castellano del artículo que escribió en su día C.Ginzburg sobre el libro de Toaff. Según Cardini, este artículo fue vital en el devenir de la polémica porque el eco que tiene en Italia la opinión de Ginzburg, hizo que mucha gente entrara al trapo criticando el libro sin ni siquiera haber leído una página (cosa que después criticó el propio Ginzburg)

    5.- Para quien le interese la primera versión -la censurada- del libro y no tenga 300 euros para gastar en Ebay, lo puede descargar muy fácil en diferentes páginas que lo ofrecen en formato pdf. Les dejo un enlace donde tienen digitalizado el libro (prefacio incluído), las imágenes (interesantísimas, en la línea de la portada original) y un archivo con muchos de los artículos que conforman la polémica historiográfica en cuestion. No es lo mismo que tener el libro, pero es la única forma de poder comparar las dos versiones. Yo por mi parte, espero poder hacerme pronto con uno de estos nuevos y ver hasta donde se ha autocensurado el bueno de Toaff:
    http://www.archive.org/search.php
    http://www.archive.org/details/PasqueDiSangue–EbreiDeuropaEOmicidiRituali

Los comentarios están cerrados.