Premios: NBA

La estación de los premios ha llegado, con el Planeta enseñoreándose del mundo mundial, con los 600 mil euros que se ha llevado Millás (¡qué envidia!).  Y luego, el resto.

Tenemos, por ejemplo, el NBA, que no tiene nada que ver con el baloncesto, sino que responde a  National Book Award, para lo cual ya se han seleccionado los finalistas. La lista la componen en el apartado de no-ficción:

En primer lugar, la escritora de origen haitiano Edwidge Danticat (que repite nominación, pues lo estuvo por Krik? Krak! ): Brother, I’m Dying (Alfred A. Knopf), la historia de uno de sus familiares caribeños que ha sido bien recibida.

brother_i_m_dying1.jpg

En segunda posición, el escritor y periodista Christopher Hitchens, con la que quizá sea la obra favorita, el fenómeno más destacado: God Is Not Great: How Religion Poisons Everything  (Twelve/Hachette Book Group USA).

god-is-not-great-cover.jpg

El tercero en discordia es el historiador Woody Holton, que ejerce sus labores en  Richmond: Unruly Americans and the Origins of the Constitution  (Hill and Wang/Farrar, Straus and Giroux). Este académico ya sabe lo que son los galardones, pues obtuvo uno de la Organization of American Historians por su primer libro (Forced Founders: Indians, Debtors, Slaves and the Making of the American Revolution in Virginia, 1999) y uno de sus artículos fue seleccionado entre los mejores de los publicados en 2005 (“Divide et Impera: The Tenth Federalist in a Wider Sphere”, William and Mary Quarterly,   LXII, abril de 2005, 175-212). En, fin uno de los más novedosos historiadores sobre los primeros tiempos de la nación americana.

unruly.jpg

Otro académico, en este caso del prestigioso centro de Standford, es Arnold Rampersad, famoso biográfo y crítico literario que ya estuvo en tratos con el celebrado Pulitzer, aunque no pudo conseguirlo. Ahora prueba fortuna con  Ralph Ellison: A Biography (Alfred A. Knopf), que escruta la vida de un escritor que alcanzó buena parte de su fama por haber escrito la novela El hombre invisible.

ralphellison.jpg

Y se cierra el quinteto con un periodista del New York Times, algo nada extraño. Se trata de Tim Weiner, quien ha escarbado en la historia de una de las organizaciones más célebres del orbe: Legacy of Ashes: The History of the CIA (Doubleday). Y dice un comentarista en su propio periódico: “Weiner paints what may be the most disturbing picture yet of C.I.A. ineptitude. After following along Weiner’s march of folly, readers may wonder: Is an open democracy capable of building and sustaining an effective secret intelligence service? Maybe not”. Claro que acto seguido concluye: “But with Islamic terrorists vowing to set off a nuclear device in an American city, there isn’t much choice but to keep on trying”. En cualquier caso, ustedes y yo ya estamos curados de espanto.

cia.jpg

Como ven, por primera vez en varios años, esta categoría  no incluye volúmenes  sobre el 11-S, el Islam u Oriente Medio, algo que los propios organizadores han remarcado con satisfacción. 

 El ganador se conocerá a lo largo de la ceremonia benéfica que se celebrará en Manhattan el 14 de noviembre. Los afortunados se embolsarán una estatuilla y diez mil dólares (en euros la cosa pierde mucho), quedando una pírrica consolación de mil para los finalistas.    pero lo que vale es la lustrosa banda que podrán poner en sus libros citando el galardón.

 Unos días antes, si no estoy mal informado, les tocara el turno a los franceses, al Fémina y al Médicis.

Los ensayos que optan de momento al primero son:    Pierre Assouline: “Le portrait” (Gallimard) ; Olivier Germain-Thomas: “Le Bénarès-Kyoto” (Le Rocher);  Cécile Ladjali: “Mauvaise langue” (Seuil);  Gilles Lapouge: “L’encre du voyageur” (Albin Michel);  Michel Leroux: “De l’élève à l’apprenant et autres pamphlets” (De Fallois);  Monique Nemer: “Corydon citoyen” (Gallimard);  Olivier Philipponat et Patrick Lienhardt: “La vie d’Irène Némirovsky” (Grasset-Denoël);  Elisabeth Roudinesco: “La part obscure de nous-mêmes” (Albin Michel);  Eric Roussel: “Mendès France” (Gallimard)  y Jacques Semelin: “J’arrive où je suis étranger” (Seuil).

Para el segundo:  François Bon : “Bob Dylan” (Albin-Michel); Joan Didion : “L’année de la pensée magique” (Grasset);  Claude Delay : “Giacometti, Alberto et Diego” (Fayard);  Jared Diamond : “Effondrement” (Gallimard);  Wassyla Tamzali : “Une éducation algérienne” (Gallimard);  y   Jean Clair : “Malaise dans les musées” (Flammarion).

 No hago más comentarios, porque la cosa no está nada clara y porque  desconozco si falta otra criba en el caso deel ensayo. Sólo les diré que de momento el Bob Dylab de François Bon  está en disputa, que unos medios lo dan y otros no; asímismo les informo que el de Joan Didion aparece  como ensayo en el Médicis y como novela extranjera en el Fémina. En fin.

Y eso por no hablar del Prix Décembre (quizá el mejor dotado, con treinta mil euros), el Gouncourt (10 simbólicos euros, pero prestigio y ventas voluminosas), el de Académie Française (15 mil) y …

Anuncios