El pasado, cartografiado

Ojeaba no hace mucho un volumen de los que entrecruzan la geografía y la historia, algo cada vez más de actualidad. Se trata de Mapping the Nation: History and Cartography in Nineteenth-Century America (University of Chicago Press), de Susan Schulten.

mapping-the-nation

De este volumen se ha dicho, por ejemplo, que “complementa el de las Comunidades imaginadas de Benedict Anderson, que también traza el concepto de nación a finales del siglo XVIII y la circulación pública de los documentos impresos. Mientras que el trabajo de Anderson se centra en el papel de las novelas y los periódicos en la creación de un ethos nacionalista, Schulten sostiene que los textos no bastan para proporcionar una perspectiva epistemológica accesible para los ciudadanos que tratan de reconocer la nueva nación. Ella afirma que `los mapas y planos se diseñaron porque transmitían lo que las palabras y las estadísticas no podían …. Satisfacían las necesidades de una sociedad interesada por la identidad nacional´ a través de unas imágenes, los mapas, que podían comprenderse de inmediato”.

Y, si se me permite, me parece una perspectiva muy atinada, como lo viene siendo el uso de los mapas y de la cartografía por parte de los historiadores. De los de antes y de los de ahora, con las viejas técnicas y con las nuevas. De esto último nos habla precisamente, aunque con muchas menos pretensiones, “Mapping the Past Roundup“. Es el título de una entrada del blog de la Historical Society en el que nos ofrecen algunos ejemplos, unos más notables que otros, del uso de las herramientas digitales para estos fines. Veámoslos:

LINCOLN_LOGARITHMS

Maureen McGavin, “Digital project focuses on Lincoln-based sermons,” Emory News Center, , 22 de febrero de 2013

Un grupo de estudiantes de posgrado de la Universidad de Emory, especializados en la investigación en las humanidades digitales, han creado un nuevo sitio web que utiliza herramientas digitales para analizar y comparar el texto de los sermones pronunciados tras el asesinato de Abraham Lincoln.

Su proyecto utiliza diversas herramientas digitales de texto para cartografiar los patrones geográficos y temáticos de la colección de 57 sermones, conservados en la Manuscript, Archives and Rare Book Library de la Emory Robert W. Woodruff Library. Los estudiosos titulan su proyecto “Lincoln Logarithms: Finding Meaning in Sermons” y esperan que se convierta en un modelo para la próxima ola de  investigación en humanidades.

National_Days_map

Max Fisher,  “A surprising map of the world’s national holidays (only two countries have no national day)“, Washington Post, 26 de febrero de 2013

Este mapa, inspirado en un hilo de Reddit con un mapa similar, muestra la fiesta nacional de los diversos países del mundo. Como se puede ver, el mundo está dividido principalmente entre países que celebran el día de la independencia nacional y los que celebran el de la unificación nacional o el de la Revolución. Los casos atípicos [adivinen cuál] son una pequeña minoría, y sólo dos países no tienen fiesta nacional formal.

mapyork

Mike Laycock, “Historical mapping project nears completion“, The Press,  30 de enero de 2013

Un proyecto de investigación, con 40 años a sus espaldas, para cartografiar el pasado histórico York está finalmente a punto de concluir. Una serie de mapas que muestran cómo la ciudad se desarrolló desde la época romana hasta nuestros días está lista para ser publicads, junto con ensayos de destacados académicos. El Dr. Peter Addyman, presidente de York Civic Trust, tuvo la idea de crear el estudio cartográfico del desarrollo de la ciudad cuando fundó el York Archaeological Trust en 1972.

ratestravel 1857

James Hamblin, “A Mapped History of Taking a Train Across the United States“, The Atlantic, 21 de febrero de 2013

El primer trean a vapor de viajeros empezó a rodar hace hoy 209 años. Aquí, la historia de cómo la Guerra Civil impidió, y luego aceleró, la marcha de los trenes en los Estados Unidos. . . . antes de que pudiéramos construir el ferrocarril transcontinental, la Guerra Civil estalló, lo que temporalmente paralizó las cosas. En última instancia, sin embargo, la guerra aceleró la ubicuidad de los trenes. Vías y puentes fueron destruidos, y los estadounidenses aprendieron a reconstruirlos mejor y de forma más rápida.

Strachey_Secota_at_Roanoke-cropped

Mark Syp, “Exhibit at Princeton University Library showcases American History from 1607 to 1865“, Times of Trenton,  22 de febrero de 2013

En su nueva exposición, “A Republic in the Wilderness: Treasures of American History from Jamestown to Appomattox“, la Princeton University Library muestra que la muerte de Lincoln no se marca no solo el final de la Guerra Civil, sino el final del primer capítulo de la historia americana. La exposición presenta más de 100 objetos que trazan el curso de la temprana historia americana. Los artículos abarcan más de dos siglos, desde la fundación de Jamestown en 1607 hasta el final de la Guerra Civil en 1865. . . . Los artefactos incluyen mapas, manuscritos, libros impresos, fotografías antiguas, obras de arte, monedas e incluso una bola de cañón. Varios se exhiben por primera vez.

About these ads